Cuchifrito

Disfruta de la forma más sencilla de preparar un cochinillo y deléitate con un plato tradicional pastoril donde la buena carne es la única protagonista.

Receta de cuchifrito

Ingredientes para preparar cuchifrito

  • 1 cochinillo de unos 3 Kg.
  • 6 dientes de ajo
  • 3 guindillas
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Agua
  • Sal

¿Cómo preparar cuchifrito?

  • Para realizar esta receta de cuchifrito deberemos trocear el cochinillo. Primero separaremos por un lado las paletillas, por otro lado las piernas y por último los costillares. Los cortaremos en trozos de unos 4x4 centímetros. No lo cortaremos en trozos más pequeños porque podrían quedarse resecos al freírse.
  • Salaremos las piezas y las coceremos en una olla grande con agua durante treinta minutos. Durante la cocción, irá apareciendo una espuma blanca que retiraremos con una espumadera para que siempre estemos cocinando con agua limpia. Después, sacaremos los trozos y los secaremos bien con papel absorbente para que luego no nos salpique cuando lo vayamos a freír.
  • Una vez cocidas todas las piezas, llenaremos de aceite la sartén donde vamos a preparar nuestro cuchifrito. Pelaremos los dientes de ajo y cortaremos en dos las guindillas. Los echaremos a la sartén y los freiremos a fuego medio. Cuando los ajos empiecen a dorarse, retiramos tanto los ajos como las guindillas.
  • En ese momento, freiremos los trozos de cochinillo y lo haremos a fuego muy fuerte para que el exterior tenga la textura crujiente que le caracteriza. El cuchifrito estará en su punto cuando adquiera un color dorado oscuro. Deberemos tener paciencia porque dará la impresión de que no alcanza nunca ese color, pero sí lo hace. A medida que vayan saliendo las piezas, las colocaremos sobre papel absorbente para eliminar el exceso de aceite antes de servirlas.
  • Foto orientativa: Crastino
Nota del autor:

1. Si no te atreves a trocear el cochinillo, siempre puedes pedírselo al carnicero o comprar cochinillo troceado.

2. Aunque el aceite de esta receta se usa para freír, es mejor trabajar con aceite de oliva virgen extra, ya que a este plato tradicional le viene muy bien el sabor que le va a dar.

2. El cuchifrito suele llevar guarniciones sencillas, en consonancia a su origen tradicional. Como por ejemplo una ensalada variada o un lecho de patatas panaderas.